Todo sobre la prevención de riesgos laborales en tu empresa

La Ley de prevención de riesgos laborales nación en la década de los 90 para ajustar la legislación española a las corrientes europeas de la época de especial protección al trabajador. En este caso, a la mejora de las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores.

Como su nombre indica, la ley de prevención de riesgos laborales busca anticipar y evitar las enfermedades laborales y los accidentes del trabajo. A través de un estudio detallado del centro y las condiciones de trabajo, es posible detectar los posibles riesgos y emprender las medidas necesarias para evitar un accidente o una enfermedad laboral.

Este punto es fundamental ya que, la legislación defiende a la persona más vulnerable, en este caso el trabajador; siendo el empresario el responsable de proteger su integridad.

Por este motivo, las empresas deben ser especialmente escrupulosas para garantizar la salud y la seguridad de sus trabajadores. Así, en este post queremos darte unas indicaciones para la prevención de riesgos profesionales.

Obligaciones del empresario en materia de riesgos laborales

Como hemos apuntado, es obligación del empresario garantizar la salud y la seguridad de sus trabajadores. Por ello, desde el momento en que te decidas a contratar debes:

  • Evaluar los riesgos derivados de tu actividad.
  • Elaborar un Plan de Prevención de Riesgos Laborales e implantarlo en tu empresa.
  • Asegurarte de que el plan es ejecutado y evaluar su efectividad así como los nuevos posibles riesgos.

Si la empresa cuenta con pocos trabajadores, estos puntos pueden llevarse a cabo de forma simplificada. Sin embargo, este método “exprés” jamás debe suponer un menoscabo de la protección ofrecida a los trabajadores.

Qué es un Plan de Prevención de Riesgos Laborales

El Plan de Prevención de Riesgos Laborales es la herramienta que tienen las empresas para cumplir la ley de prevención de riesgos laborales. El Plan debe desarrollarse dentro de la propia empresa, como algo genuino a ella. Además, debe englobar el conjunto de actividades que se realizan en la empresa e integrarse como parte de su sistema de gestión.

El Plan debe incluir:

  • La identificación de la empresa así como de su actividad productiva. Además, deberá reflejar el número de trabajadores con los que cuenta y las características de los diferentes centros de trabajo.
  • La estructura de la empresa, en la que conste el nivel jerárquico de los trabajadores, sus funciones y sus responsabilidades.
  • Una descripción de cómo está organizada la producción, procesos y prácticas.
  • La modalidad preventiva que haya elegido la empresa.
  • Las metas que pretende alcanzar la empresa en materia de prevención de riesgos laborales así como los recursos que vaya a emplear para llevarlas a cabo.

El Plan debe fijarse por escrito y ser guardado para estar a disposición de la autoridad laboral, de las autoridades sanitarias así como de los representantes de los trabajadores.

¿Qué es la evaluación de riesgos?

La evaluación de riesgos es imprescindible para garantizar la efectividad del Plan de Prevención de Riesgos. A través de ella, el agente competente analiza las condiciones que puedan resultar dañinas para los trabajadores y la magnitud con la que se dan.

La evaluación de riesgos debe responder a las necesidades de cada puesto de trabajo y de cada trabajador.

Esta información es clave para determinar cuáles son las medidas preventivas más adecuadas según el tipo de negocio.

La evaluación de riesgos se sustenta en los siguientes pilares:

  • Características del centro de trabajo y de sus instalaciones.
  • Equipos de trabajo con los que cuenta la empresa.
  • Agentes químicos, físicos y biológicos que estén presentes o que se empleen en la producción.
  • La sensibilidad del trabajador respecto a las condiciones a las que esté expuesto.

La evaluación de riesgos debe realizarse al inicio de la actividad y siempre que cambien las condiciones de trabajo, por ejemplo, con la llegada de nuevos equipos o trabajadores.

Asimismo, si a través de los controles rutinarios se detecta que las medidas tomadas en materia de prevención no resultan efectivas, debe procederse a una nueva evaluación.

Plan de Prevención Riesgos Laborales: ¿Qué tener en cuenta para su ejecución?

Como hemos apuntado, la empresa debe establecer los procedimientos a seguir así como facilitar los medios necesarios para la implantación del Plan de Prevención de Riesgos Laborales. Asimismo, deberán instruir al personal encargado de supervisar su cumplimiento.

Por otra parte, hay que definir las medidas a tomar en situaciones de emergencia y consolidar los canales de comunicación, coordinación y cooperación entre los trabajadores en lo relativo a la prevención de riesgos.

Mención especial merece la situación de mujeres embarazadas o en lactancia, de los menores, de los trabajadores temporales y la de aquellos que tengan una sensibilidad especial a determinados riesgos de la empresa. Todos ellos, deberán recibir un trato diferenciado a la hora de evaluar los riesgos y de implantar el plan de prevención.

Como puedes ver, la prevención de riesgos es algo que hay que tomarse en serio. Garantizar la salud y la seguridad de sus trabajadores es obligación de todos los empresarios.

Actualmente, lo más habitual para simplificar el proceso es que las empresas opten por la contratación de agentes acreditados que a los que encargar el Plan de Prevención de Riesgos en su empresa.

Si quieres tener más información sobre la prevención de riesgos laborales, te recomendamos que consultes el mapa de ruta del Estado, actualizado el 24 de junio de 2016, en este enlace.

 

Publicaciones Recomendadas
Showing 2 comments

Deja un comentario